top of page

Prebióticos vs Probióticos vs Postbióticos: Por qué los tres son cruciales para la salud intestinal



Tu microbioma es su propio ecosistema rebosante de billones de microorganismos que desempeñan un papel importante en tu salud general. La salud intestinal, en particular, afecta todo, desde la digestión hasta el sueño y cómo te sientes mentalmente. Con trillones de diminutos habitantes formando tu microbioma, mantener un equilibrio armonioso en el intestino es un proceso complicado y cambiante, diferente para cada individuo.


Afortunadamente, nuestros cuerpos están a la altura del desafío.


Tres actores clave: probióticos, prebióticos y postbióticos, están detrás de gran parte de la actividad que tiene lugar en un microbioma saludable y diverso.


El papel de los "bióticos"


Es normal tener bacterias beneficiosas y adversas en el cuerpo, pero los prebióticos, probióticos y postbióticos ayudan a asegurar que tengas más bacterias trabajando a tu favor en lugar de en tu contra. Estos "bióticos" se encuentran en ciertos alimentos, pero sus efectos se extienden mucho más allá de la digestión. Cada vez hay más estudios que muestran el efecto que pueden tener en enfermedades metabólicas, el estado de ánimo y la calidad del sueño.


Con tanta de nuestra salud general vinculada a la salud intestinal y el microbioma, no es de extrañar que los científicos se entusiasmen tanto con estos "bióticos". Vamos a explorar cada uno en más detalle.


Probióticos: Bacterias amigables


Los más conocidos de los tres, los probióticos son microorganismos vivos, principalmente bacterias que, cuando se consumen en las cantidades correctas, brindan beneficios para la salud. Se colonizan en los intestinos o se obtienen de alimentos o procesos fermentativos, trabajando junto con nuestra flora intestinal nativa para mantener el equilibrio.


Las cepas de probióticos más comunes son Lactobacillus y Bifidobacterium. Algunos alimentos, como el yogur griego, el kimchi y la soja fermentada, contienen probióticos de forma natural. Otros alimentos tienen probióticos agregados, como ciertas bebidas, otros yogures y cereales. También puedes obtener probióticos en forma de suplemento, como Probionic Plus (obtén más consejos sobre cómo seguir una dieta amigable con el microbioma aquí).


En cuanto a los beneficios, los probióticos aportan mucho. Pueden ayudar a mantener el equilibrio saludable entre bacterias buenas y malas en el intestino, lo que es importante para una digestión eficiente y la absorción de nutrientes, necesaria para mantener nuestro cuerpo funcionando de manera óptima. Los probióticos también pueden desempeñar un papel en la conexión intestino-cerebro para ayudar a manejar el estado de ánimo y respaldar la función cerebral.


Prebióticos: Nutrición para los probióticos


Los prebióticos también se encuentran en alimentos, típicamente fibras no digestibles en frutas, verduras y cereales integrales. Nuevamente, también los encontrarás agregados a ciertos yogures, cereales y bebidas. No busques el término "prebiótico" en las etiquetas de los alimentos, porque es probable que no esté allí. Se enumerará con otras palabras, como beta-glucanos, fibra de achicoria o inulina.


Como no tenemos enzimas para digerir estos prebióticos, se mueven por el tracto digestivo hacia el intestino, donde se convierten en alimento para los probióticos. Además de actuar como fuente de combustible para los probióticos, los prebióticos también pueden mejorar la absorción de calcio y magnesio, respaldar la digestión y ayudar a mantener niveles normales y saludables de azúcar en sangre.


Postbióticos: Beneficiosos subproductos


Finalmente, tenemos los postbióticos, los menos conocidos pero no menos importantes. Los postbióticos son los subproductos metabólicos de los probióticos a medida que fermentan prebióticos en el intestino. En otras palabras, cuando comes alimentos ricos en prebióticos, los probióticos en tu intestino consumen las fibras indigestibles y producen postbióticos. Estos incluyen ácidos grasos de cadena corta como butirato, acetato y propionato. Los postbióticos también se pueden encontrar en algunas fórmulas infantiles y suplementos para adultos.


Estos "bióticos" ayudan a mantener las buenas bacterias en el intestino y expulsan a las bacterias malas, que es exactamente lo que queremos que suceda. También ayudan a respaldar un metabolismo saludable, así como a proporcionar apoyo para la salud inmunológica.


Colaborando para tu salud


Los probióticos, prebióticos y postbióticos tienen roles individuales que desempeñar, pero lo que realmente establece el escenario para una salud intestinal óptima es lo que pueden hacer juntos. Al nutrir a los microbios beneficiosos con prebióticos y cosechar las recompensas de los postbióticos, podemos cultivar un microbioma intestinal próspero que respalda no solo la digestión, sino también nuestro sistema inmunológico, salud metabólica y función cerebral. Cuando tienes los tres bióticos trabajando a tu favor, la buena salud general es más fácil de lograr.


Si deseas priorizar la incorporación de más probióticos en tu dieta, considera Unicity Probionic Plus. Contiene once cepas probióticas para respaldar la salud intestinal, que están microencapsuladas para pasar por el estómago sin daños y ejercer su efecto completo en el sistema digestivo. Asegúrate también de consumir muchas frutas, verduras y cereales integrales. Consulta a tu médico antes de realizar cambios importantes en tu dieta o estilo de vida.

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page